Inicio TV y Cine Del fracaso a la cima: Ash campeón Pokémon de Alola

Del fracaso a la cima: Ash campeón Pokémon de Alola

0
Del fracaso a la cima: Ash campeón Pokémon de Alola

Cómo empezar esta nota tan significativa que hoy en día está recorriendo el mundo entero, generando una gran alegría en muchos, y en otros quizás no tanto.

Los inicios en los juegos de Pokémon

No quiero que sea algo común que podrían leer en cualquier portal de noticias, comenzaré diciendo que pasé gran parte de mi infancia creciendo con Pokémon. Empecé con el videojuego Pokémon Red cuando estaba en la primaria, estaba fascinado con el juego, la historia, la mecánica, los personajes, la música, todo. Y el hecho de que un día tuviera frente a la pantalla de mi televisor el primer episodio del animé, fue una de las cosas más emocionantes que he pasado de chico.

El animé de Pokémon nos contaba la historia de Ash, un joven que comenzaba su viaje con la ayuda de su compañero Pikachu. Mirar la serie durante la tarde era una parte de mi vida que nunca podía faltar, seguía la historia de Ash al pie de la letra, sufría los momentos malos, pero más aún, festejaba los buenos, y todos los logros que el protagonista conseguía.

La Liga Pokémon era el torneo regional más importante de todos, donde para participar Ash tenía que conseguir las 8 medallas de los Gimnasios para poder siquiera inscribirse y batirse a duelo con los mejores. Este evento siempre fue el punto culmine de la serie. Sin embargo, después de tanto esfuerzo, y de remarla durante mucho tiempo para poder participar, Ash es derrotado y no logra coronarse campeón Pokémon, algo que nos dejó muy tristes.

En aquel entonces no sabíamos que, próximamente, nos encontraríamos con nuevas aventuras, nuevas regiones, y sobre todo, nuevos Pokémons.

Llegó la Liga Naranja, durante la segunda temporada de la serie. En esta ocasión, Ash solo debía conseguir 4 medallas para poder participar de la Liga Pokémon de esa región. No solo logró pasar todos los retos, sino que pudo salir campeón. Sin embargo, a Ash hasta hace poco tiempo, no se lo consideraba campeón, aún ganando la Liga Naranja.

Retomando la línea de los juegos, cada título nuevo de Pokémon nos presentaba una nueva región, con una dex ampliada con varios Pokémons nuevos. Pero por alguna razón, la región de la Liga Naranja nunca existió en los videojuegos, por lo que nunca se la consideró importante, y por eso mismo nadie quiso reconocer el triunfo de Ash.

Seguí la serie de Pokémon muchos años, pero lamentablemente la abandoné en Advance Battle, su octava temporada, quizás porque el animé ya no me hacía sentir lo mismo que cuando era más pequeño. Actualmente cuenta con 21 temporadas finalizadas, y una 22 en transmisión, por lo que se puede decir que, en cuanto al animé, me perdí de ver mucho más de la mitad de la serie, caso contrario al de los videojuegos, que siempre los tuve presentes.

Mi interés en la serie volvió cuando jugué Pokémon XY en la Nintendo 3Ds, y hoy en día puedo afirmar que es uno de mis juegos favoritos de la saga. También por ser el salto gráfico que tanto esperábamos desde la Nintendo DS. Fue un título que me cautivo, me atrapó, e hizo que le prestara atención nuevamente al animé.

Pokémon XY tenía todo lo que necesitaba para ser una excelente temporada, desde una buena animación a buenos efectos, buena banda sonora, y la inclusión en la historia de las Mega Evoluciones que claramente fue una de las cosas más importante de la nueva región: Kalos.

Después de más de 20 años de darnos el animé de Pokémon, y mostrarnos cómo Ash perdía una y otra vez en todas las regiones la Liga Pokémon, XY se prestaba para darle la coronación que la gente tanto anhelaba, y más aún, teniendo la atención de todos los jugadores que quedaron fascinados con el título de dicha región. Era el momento perfecto para que Ash se retirara con la cabeza bien en alto.

Finalmente llegábamos a la batalla final, Ash contra Alan, un personaje bastante característico cuyo Pokémon más fiel era un Charizard capaz de mega evolucionar en su forma X, una de las mega evoluciones más llamativas de todas, y con la cual se promocionó el juego mostrándolo en una serie de ovas especiales contando la historia de Red.

Por otro lado, lo teníamos a Ash con sus aspiraciones de ser el nuevo campeón y no defraudar al mundo entero. La batalla final fue ni más ni menos que contra el Mega Charizard X de Alan, mientras que Ash contaba con su Greninja, el cual sorprendió a todos desbloqueando, no sé si llamarlo una evolución, sino más bien una metamorfosis, creando una semejanza a su entrenador Ash. Claramente eso también hizo que el hype de la pelea se vaya por las nubes.

Nuestro querido, y a veces odiado, entrenador tenía todas las de ganar: su Greninja había adoptado una forma nueva que prometía ser mucho más fuerte que su original (cosa que realmente desconozco, ya que quizás solo cambiaba su apariencia, pero no su poder), sino que también poseía ventaja de tipo. Si bien Mega Charizard X cambiaba su tipo Volador por Drágon, no hacía que pierda su debilidad al Agua por su parte Fuego. Claramente, con toda la emoción de la pelea y toda la ventaja que Ash tenía, no podría no ganar, o al menos eso esperábamos (obviamente entendemos que, aunque un Pokémon sea débil a un tipo, si este es más fuerte, sigue teniendo posibilidades de ganar, pero no era necesario pensar en cosas del juego a la hora de disfrutar el animé).

Y como no podía ser de otra forma, Ash nos defrauda una vez más, perdiendo contra Alan, quien se corona como campeón Pokémon de la liga de Kalos. Esto generó mucho rechazo por parte de los fans, realmente todos miraban XY creyendo que finalmente lo veríamos ganar. Mucha gente volvió a perder interés en la serie (incluyéndome), pero dejando de lado la triste amargura, la cosa no podría empeorar… ¿O sí?

Claramente sí…

Nintendo anuncia el nuevo juego de la saga para la Nintendo 3Ds, Sun and Moon, el cual nos presenta una región basada en Hawai. El dato más relevante que tenían estos nuevos títulos, es que ya no existían los líderes de gimnasio, sino que a lo largo del viaje solo teníamos que realizar pruebas en cada una de las islas que demostraban nuestro progreso para finalmente llegar a la Liga Pokémon de Alola, esta nueva región.

El juego a mi criterio fue pésimo, lento, aburrido, hasta el día de hoy sigo sin terminarlo. Y por si no fuera poco, al tiempo salía a la luz Pokémon Ultra Sun and Ultra Moon, el cual era exactamente el mismo juego, con algunos cambios y agregados. Fue una sensación bastante amarga, parecida a cuando se lanzó Pokémon Esmeralda, aunque para ser realistas, lo prefiero por mucho sobre US y UM.

Obviamente, nuevo juego, nueva región, conllevan a una nueva temporada de animé, y claramente fue uno de los cambios más drásticos y poco agradables que tuvo Nintendo después de mucho tiempo en cuanto a la animación. Cabe destacar, que el animé supo mantener esa esencia que siempre tuvo, el apartado visual era bueno hablando en cuanto a sus efectos, la banda sonora también era aceptable, pero en cuanto a su estilo de dibujado, dio mucho que hablar.

El animé de Pokémon Sun and Moon parecía estar dibujado por un nene de 10 años, hasta el día de hoy sigo sin entender cuál fue la necesidad de hacer eso, no solo el estilo es feo, sino que hay fotogramas mal dibujados y personajes tan deformes, que es imposible no recordar lo desagradable que eran las primeras animaciones de Dragon Ball Super.

Pero vayamos de una buena vez a lo que nos compete: la batalla final por el primer puesto en la Liga de Alola. Ash se enfrenta a Gladio, quien en varias ocasiones anteriores ya había derrotado a nuestro protagonista muy fácilmente.

El encuentro empieza con una gran potencia, por un lado el Melmetal de Ash, contra Silvally de Gladio. Luego de un legendario y largo combate, Melmetal es vencido dándole la primera derrota a Ash. Pikachu tomaría el puesto para luchar, logrando vencer a Silvally con una serie de ataques estratégicos que lograron tomarlo por desprevenido.

Ambos tenían su primer victoria, pero esto aún continuaba. Gladio lanza a uno de sus pokémon más característicos, Lycaroc, para batirse a duelo con Pikachu. Sin embargo, se trataba de un engaño, ya que quien estaba combatiendo era realmente Zoroark transformado. Después de un gran choque de Movimientos Z, ambos quedan fuera de combate al mismo tiempo dando paso a la última pelea. Claramente este tenía que ser un gran momento para los fans, ya que antes de terminar la lucha, todos teníamos la expectativa de que Ash finalmente deje de ser un perdedor y pueda, por fin, alzar una copa en su infinita vida.

Lycanroc es enviado por Gladio, y sí, esta vez era el real, enfrentándose nada más y nada menos que al Lycanroc de Ash. Ambos eran rivales desde que se conocieron, y se tenían mucho aprecio aparte de su gran lucha interna por la superación.

¡Por fin había llegado el momento que estábamos esperando! La gran batalla decisiva comenzaba, ambos mostraban gran habilidad y fuerza. El momento generaba tensión y euforia en mí mientras observaba. A pesar de no ser partidario del estilo de dibujo que tiene esta temporada, algunas cosas buenas se podían rescatar en la animación, más que nada en los ataques. El Lycanroc de Gladio usaba Stone Edge, y automáticamente veíamos unos pilares de piedra luminosa de muy buena calidad, luego el Lycanroc de Gladio usaba Stone Edge, y automáticamente veíamos unos pilares de piedra luminosa de muy buena calidad, luego el Lycanroc de Gladio, usaba Ston… ¡¡¡PAREN!!! ¿Eso no lo había escrito ya?

Oh, perdón, por un momento me sentí poseído por Nintendo. Que alguien me explique lo siguiente: ¿qué necesidad había de hacer una lucha en donde el rival usara el mismo ataque, una y otra y otra y otra vez, y reciclen continuamente la misma animación, los mismos fotogramas, y todo? ¡¡¡TODO!!! Mínimamente, mostráme el ataque desde otro ángulo. Me pareció que para una batalla final, y de una Liga, ver fácilmente más de 6 o 7 veces el mismo ataque con el mismo fragmento de animación reutilizado hizo que el momento más esperado se tornara algo de mal gusto.

Si quisiera hacer un resumen de lo que fue la batalla, podría hacerlo únicamente nombrando 2 ataques: Stone Edge y Counter. Quería que llegara el golpe final de una buena vez, quería ver a Ash sostener la copa y olvidarme que esto alguna vez existió. Y ese momento llegó, entiendo que la serie debería ser cosa completamente aparte de lo que son los juegos, pero normalmente mantienen su lógica. Por lo que si uno ataca, el otro luego responde, eso se entiende. Por eso veíamos mucho al Lycaroc de Gladio utilizar counter cuando el de Ash lo atacaba devolviéndole el doble de lo que recibió. Hasta ahí íbamos bien. Llegó el golpe final, el Lycanroc de Ash recibe un fuerte golpe con mucha potencia gracias al counter que realiza el de Gladio. Cuando parecía estar vencido, de la nada se despierta por la orden de Ash, y utiliza counter, osea… Usó counter, contra un counter, y no solo eso, sino que el golpe fue tan patético… un simple roce con una de sus cuchillas logró sacar disparado a su rival fuera del área.

Yo pregunto: ¿esto no es ilegal? ¿No se usó hex? ¿Está chequeado? ¿Vieron el VAR? Me pareció completamente desastroso que la victoria se llevase a cabo por counterear un counter. ¿Qué hubiese ocurrido si Gladio volvía a usar counter? Y Ash nuevamente, y así sucesivamente, hubiese sido infinito… (Y en cuanto a lo que decía de los juegos: hasta donde sé, no se puede usar counter contra un counter, o al menos nunca lo vi posible, quizás de alguna forma extraña pueda llevarse a cabo, pero realmente nunca vi algo parecido.)

Y así fue como después de una larga espera (más de la mitad de mi vida), Ash se corona como campeón de la Liga de Alola. Todos felices, la serie sigue, vienen más peleas contra Ultra Beasts, y todas esas cosas que no me interesan ni pienso ver.

Según varios rumores y con algunos anuncios medios raros, se prevee que ya no veremos nunca más a Ash en la pantalla chica (gracias a Arceus), y que se planearía realizar una nueva serie que transcurra nuevamente por cada región, no sé si con algún protagonista nuevo, o simplemente cada región tendrá sus propios aventureros basados en los juegos. Por el momento, aún sigo en la espera de saber más, y ojalá mejoren el estilo de dibujo.

La verdad es que ya no sé como terminar esta nota, porque empezó como una anécdota de mi vida y terminó con algo vacío y lleno de spoilers. Pero bueno, vamos a simplificarnos un poco el trabajo, y cerremos con un pequeño saludo a nuestro querido protagonista que nos acompañó por tantos años.

¡Felicidades Ash Ketchum de Pueblo Paleta! ¡Campeón Pokémon de Alola! ¡¡¡Ya no sos un fracasado!!!