¿Por dónde estaba? Haa sii me quede en “ya era tarde”… si era tarde porque debería estar camino al cumpleaños de un gran y querido amigo.
Este pequeño espacio se lo dedico a él, con el pase los días más duros que puede pasar un hombre, pobreza y duros días de frío como cartonero en la Antártida, hablamos del hombre más rubio y bueno que nos dio el mundo, después de Iván Drago, ¿No saben de quien hablo? Hacen bien porque acá nadie se conoce entre nadie, hablo de Chalekos Park. Los años se le vienen encima, que mejor que cambiar de número entre amigos.
Ahora que saben a dónde llegaba tarde, debo agregar que la comodidad del sótano nórdico, fabricado por los muchachos del capítulo anterior, pase de largo con el horario, tuve que salir a toda prisa, pero lo increíble de todo esto es que el transporte público me hizo esperar una hora y media, que se le puede hacer son cosas que pasan.
Para culminar esta breve crónica, felicitaciones a Chalekos y agradecimiento por la genial tarde entre seres civilizados, al fútbol para mi atrofiado cuerpo, el cual no hace deporte hace mil años, dejo secuelas de más de una semana, haciendo recuerdo que no soy un irrompible, pero tampoco un maldito nerd, sino un híbrido ¿? el masivo consumo de café está empezando a dañar mi mente, será mejor que descanse por unos días….

Pies xD
Anotación no darle la cámara a Meroko para sacar fotos para notas.