Admito que me tiemblan las manos al estar escribiendo esto, y no es para menos. En este día cumple años una de las figuras artísticas (y humanas) que más admiro, y que siempre me generó incertidumbre en cuanto a qué sería de su futuro. Hoy por hoy, me (y nos) da una calma placentera al verlo tan encaminado al éxito en todo ámbito de su vida. Porque si hay alguien que sabe mucho acerca de ser un marginado social, una figura subestimada y por momentos olvidada (sobre todo en un contexto como Hollywood), y un ser limitado emocional y físicamente, es el hombre del que les voy a contar en esta nota. Y no me parece coincidencia que, después de los múltiples golpes que le dio la vida, hoy esté en boca de todos destacándose una vez más en el rol controversial de alguien que nos fuerza a replantearnos ética y socialmente. Con ustedes, y sin más preámbulos, la historia de Joaquin Phoenix.

Es un extraordinario actor, eso no es ningún descubrimiento: sus interpretaciones siempre dan cuenta de eso. Pero sobre todo, es un resiliente, porque su gran batalla no fue conseguir buenos papeles en la pantalla grande, sino más bien, como le sucede a su flamante personaje en Joker, salir airoso de todos los obstáculos que aparecieron desde que llegó a este mundo.

“Amo mi vida”, dijo hace unas semanas en una entrevista a Vanity Fair, en la que por primera vez habló de su infancia, sus dolores, su preparación para el protagónico en la película de Todd Phillips que hoy rompe mil récords, de lo mucho que le costaba entrar y salir de los personajes sin que ellos dejen secuelas negativas en su vida…

Su flamante papel va en la línea de varios personajes que ya ha interpretado a lo largo de su carrera. En Nunca estarás a salvo (2017) fue un sicario que mata a hombres millonarios que violan a niñas menores de edad; en Her (2013) se puso en la piel de un depresivo solitario que se enamora del sistema operativo de su computadora; en The Master (2012) fue un devoto desquiciado de un líder religioso; en I’m still here (2010) le hizo creer al mundo entero que abandonaba la actuación para dedicarse al rap; y en Todo por un sueño (1995) fue un adolescente obsesionado y dispuesto a matar por amor.

Pero cada personaje dejaba secuelas y lo sumergía más en su adicción al alcohol. Además de emprender un largo tratamiento psiquiátrico, Phoenix encontró en el amor de su actual pareja y prometida, Rooney Mara (con quien también comparte la pasión y el trabajo de actuar), la contención necesaria para volver a asomar en la superficie y entregar una actuación tan potente que hoy hace hablar al mundo.

Infancia nómade y perturbadora

Joaquin Rafael Bottom nació el 28 de octubre de 1974 en San Juan, Puerto Rico. Sí, es latino, chicos. En ese entonces sus padres Arlyn y John, que eran hippies y pertenecían a la secta religiosa Children of God (Los hijos de Dios), recorrían toda América como evangelizadores. Sus padres estaban tan comprometidos con la formación religiosa que incluso pusieron a sus hijos nombres que tenían que ver la naturaleza. Por eso River (Río) se llamó River y dos de sus hermanas, Butterfly (Mariposa) o Summer (Verano). Como no tenían un trabajo fijo, pedían dinero para comer y hacían trabajar a sus hijos mayores, River y Rain, que actuaban en la calle cantando y tocando diversos instrumentos, intentando ganar algunas monedas aprovechándose de su talento nato (años después, River se erigiría como una joven promesa de la actuación y Rain sería una cantante exquisita). Pronto sus padres comenzaron a desencantarse del grupo sectario, que se caracterizaba por promover el amor libre y la práctica del sexo entre todos sus miembros, incluso con los niños. Una secta acusada de incitación a la prostitución, el incesto y la pedofilia. Tiempo más tarde, River confesaría en una entrevista que tuvo su primer contacto sexual a los cuatro años. Los padres de Joaquin decidieron renunciar a la familia internacional cuando les solicitaron incorporar nuevos fieles a través del sexo.

Acabó celebrando su tercer cumpleaños en un avión que volaba desde Caracas hasta Miami, porque sus progenitores tomaron la decisión de dejar su casa en Venezuela huyendo de la secta religiosa. Sí, el nuevo Joker vivió en Caracas. De hecho, su hermana es venezolana y sus padres fueron nombrados arzobispos de Trinidad y Venezuela. Habían pasado gran parte de los 70′ viajando en una camioneta por los Estados Unidos; luego se trasladaron a Puerto Rico, donde nació Joaquin, hasta que arribaron a Venezuela. El Joker con raíces venezolanas comentó en una entrevista que recuerda vívidamente su torta de cumpleaños. “Creo que fue probablemente el primer pastel que tuve en mi vida”, dijo.  

La familia juntó sus pocas pertenencias y junto a sus cuatro hijos (River, Joaquin, Rain y Liberty, porque Summer aún no había nacido), partieron desde Venezuela hasta Miami, en busca de una nueva vida. Fue en ese viaje en un buque de carga que sucedió un episodio que marcó la vida de la familia para siempre: vieron con espanto cómo la tripulación azotaba peces contra el suelo para luego comerlos. En ese momento, cuenta el actor, se dio cuenta de que los pescados que había comido “habían sido torturados”, y esa imagen marcaría su vida para siempre.

Joaquin Phoenix para su entrevista en Vanity Fair.

“Eso fue tan violento, tan intenso. Todavía tengo el recuerdo vivo con la cara de mi madre, tratando de justificarnos, mientras le gritábamos: “¿Cómo pudiste no decirnos esto?”, recuerda Joaquin. Luego de ese episodio, toda la familia se hizo vegana. También contó sobre sus intentos por dejar de fumar, que viene haciéndolo desde adolescente: se sometió a hipnosis y estuvo un tiempo sin cigarrillos, pero pronto recayó. “Como realmente saludable, no me gusta la comida chatarra ni los alimentos procesados. Pero todavía puedo comer unas papas fritas o un maldito sándwich”, contó.

Una vez en los Estados Unidos, la familia cambió su apellido, Bottom, por el de Phoenix, como el ave que resurge de sus cenizas. Todo un símbolo.

Su mochila más pesada

Su madre consiguió un trabajo en la NBC como secretaria de un agente infantil, lo que permitió que River consiguiera sus primeros papeles en publicidades y películas (como por ejemplo, en la famosísima Cuenta conmigo), y que su familia saliera de la pobreza. Pero la felicidad no duró demasiado para esta castigada familia, y para Joaquin vendría el golpe que lo marcaría para siempre: su hermano River, su referente en la vida y en la actuación, moría a los 23 años a causa de una sobredosis, frente a sus propios ojos y sin tiempo a hacer nada para evitarlo.

Fue él mismo quien tuvo que alertar al 911, en un llamado que más tarde se hizo público en todos los medios: “Está teniendo convulsiones, en la calle Sunset y Larrabee. Por favor, vengan acá. Creo que tomó Valium o algo así, no lo sé. ¡Por favor! ¡Se está muriendo! ¡Por favor!”. Podría decirse que el gran revuelo que se generó alrededor de la muerte de su hermano fue lo que originó su rechazo hacia las entrevistas y su afán por mantener su vida personal al margen de la esfera pública. Quién podría culparlo, ¿no?

River Phoenix en 'Cuenta conmigo'. (1986)
River Phoenix en “Cuenta conmigo” (1986)

Luego de la muerte de su amado hermano, la familia se refugió de la prensa en Costa Rica, hasta que en 1995 Joaquin y su madre volaron a Nueva York para un casting de una película de Gus Van Sant. Ese film terminó siendo Todo por un sueño, con Nicole Kidman, y sería el despegue de la carrera de Phoenix como actor. El resto es historia.

Memorables actuaciones

El cumpleañero está actualmente en las noticias por todas las razones correctas. Se encuentra disfrutando del éxito de su última película, Joker, que ha dejado no solo al público sino también a los críticos con asombro por su trabajo. El actor es conocido por sus métodos extremos de actuación y esta vez después de sufrir una transformación corporal inmensamente aterradora, logró meterse en la piel de uno de los villanos más temidos del mundo del cómic: el Joker sin problemas. Los personajes de Phoenix siempre han tenido algo bastante especial y sus actuaciones siempre han sido inolvidables. Acá les dejo algunas de sus mejores citas de películas, ¡por supuesto, incluido Joker!

1. “Solía pensar que mi vida era una tragedia, pero ahora sé que es una comedia.”

Joker se ha convertido en una de las películas con clasificación R más exitosas en la taquilla de Estados Unidos. Y una de las razones también ha sido su increíble escritura. Phoenix clava totalmente este diálogo en la película y es imposible que no sientas lástima por su personaje, Arthur Fleck, con deterioro de la salud mental.

2. “Ambición, eso puede ser una virtud cuando nos impulsa a sobresalir. Ingenio. Valor. Quizás no en el campo de batalla, pero hay muchas formas de coraje.” 

Hizo que el público odiara estas tripas con una de las representaciones más brillantes de un antagonista en Gladiator (2000). El actor interpretó el papel de Commodus y tiene esta cita de la película durante una interacción con su padre al negarle la posición de Emperador. La película del 2000 le hizo ceder sus mejores actuaciones hasta Joker.

3. “A veces pienso que he sentido todo lo que alguna vez voy a sentir. Y de ahora en adelante, no voy a sentir nada nuevo, solo versiones menores de lo que ya he sentido.”

Her es una historia inusual en la que el personaje de Phoenix compra un sistema de inteligencia artificial para ayudarlo a escribir. Sin embargo, asombrado por la capacidad de adaptación de la IA, se enamora de ella. Este es uno de los diálogos más emotivos de la película.

4. “Porque eres mío, yo camino en la cuerda floja.”

Phoenix interpretó al famoso músico Johnny Cash en Walk the Line. La película gira en torno a Cash, un aspirante a músico, que recibe una oportunidad de oro para hacer una gira con el famoso June Carter. Esta cita es también una de las canciones más populares del cantante. Personalmente, sigue siendo mi favorita en cuanto a aproximación de vibra de vida. Joaquin logró revivir todo un homenaje a Cash, causándome múltiples escalofríos cada vez que revivo esta obra de arte.

5. “No sé lo que te dije, pero si tenés trabajo para mí, puedo hacerlo.”

En esta ocasión, interpreta a Freddie, un veterano de la Segunda Guerra Mundial que no puede lidiar con la sociedad de posguerra en The Master. Sin embargo, cuando se encuentra con un movimiento religioso conocido como La Causa, encuentra consuelo en él. El actor logró este papel y consiguió dejar un impacto duradero con su actuación en la película.

TOP 13 DE PELÍCULAS

Ahora bien, si tenemos que ponernos estrictos y objetivos con su desempeño a lo largo de su trayectoria, creo factible hacer un ranking de sus trabajos. El siguiente TOP incluye 13 de sus películas más analizadas, junto a las críticas que merecieron por el mundo cinéfilo en general (y claro, varias de mis apreciaciones personales):

13. I’m still here (Aún estoy aquí) (2010)

Casey Affleck graba a Joaquin Phoenix en 'I'm Still Here'.
Casey Affleck graba a Joaquin Phoenix en “I’m Still Here”.

Director: Casey Affleck. Escritor: Casey Affleck, Joaquin Phoenix. Protagonizada por Joaquin Phoenix, Casey Affleck, Sean Combs. 

Aceptémoslo: I’m Still Here es un desastre, pero la incluí porque fue una película crucial en el descarrilamiento de la carrera de Phoenix. En el falso documental de Casey Affleck, Phoenix se hizo pasar por él mismo, abandonando su actuación y comenzando una carrera musical en el hip-hop. Durante su promoción en la prensa, Phoenix mantuvo su carácter, lo que resultó en una aparición catastrófica con David Letterman en la que los espectadores, sin saber que Phoenix estaba en el personaje, pensaron que estaba teniendo una crisis nerviosa. Phoenix se disculpó profusamente y, afortunadamente, Paul Thomas Anderson vino junto con The Master, que volvió a encarrilar la carrera de nuestro actor.

12. Signs (Señales) (2002)

Escritor / Director: M. Night Shyamalan. Protagonizada por Mel Gibson, Joaquin Phoenix, Rory Culkin, Abigail Breslin. 

Phoenix tuvo la suerte de encontrarse con M. Night Shyamalan durante su buen período, y su presencia en el gran éxito de Shyamalan ayudó a solidificar su estatus de taquilla. Como Merrill, un jugador de béisbol de ligas menores fallido que ahora vive con su hermano mayor Graham (Mel Gibson), Phoenix ofrece una actuación con mentalidad de conjunto cuando su Merrill está aturdido por los misteriosos círculos de cultivos que han aparecido repentinamente en el patio de Graham y se paran erguidos ante la perspectiva de una invasión alienígena. Frente a tallar un personaje que enfrenta esta trama absurda, Phoenix, al igual que su personaje Merrill, también se destaca.

11. The Immigrant (El Inmigrante) (2013)

Director: James Gray. Escritores: Richard Menello, James Gray. Protagonizada por Marion Cotillard, Joaquin Phoenix, Jeremy Renner. 

Gray creó un gran papel para Phoenix en su perspicaz mirada a la inmigración a principios del siglo pasado. Bruno (Phoenix) se da cuenta de la nueva inmigrante Ewa (Marion Cotillard). Aunque en realidad no se considera un proxeneta, Bruno la traspasa por la aduana y la lleva a su casa, con la intención de prostituirla y, al mismo tiempo, enamorarse de ella. Entra el hermano de Bruno, Emil, un mago al que le gusta Ewa, y trata de encontrar una manera de rescatarla de las garras de Bruno, sólo para quedarse corto. Muy buen trabajo de Phoenix acá.

10. Parenthood (Paternidad) (1989)

Director: Ron Howard. Escritores: Lowell Ganz, Bobaloo Mandel. Protagonizada por Steve Martin, Mary Steenburgen, Martha Plimpton, Keanu Reeves, Joaquin Phoenix.  

Phoenix realmente dejó su huella en la comedia de conjunto de Ron Howard centrada en las tribulaciones de la familia Buckman. Para disgusto de su madre Helen (Dianne Wiest), su hija Julie (Martha Plimpton) se casó con su novio Tod (Keanu Reeves) y quedó embarazada. Cuando Helen se preocupa por su hijo Garry (Phoenix) obsesionado con el porno, Tod se acerca para darle una charla de hombre a hombre. Helen queda impresionada y comienza a reconsiderar su disgusto por Tod. Para un papel que podría haber sido interpretado como francamente espeluznante, Phoenix elige hacer de Garry: un niño normal que simplemente canaliza sus impulsos sexuales a través del porno.

9. To Die For (Todo por un sueño) (1995)

Director: Gus Van Sant. Escritor: Buck Henry. Protagonizada por Nicole Kidman, Joaquin Phoenix, Matt Dillon, Casey Affleck. 

En el falso documental de filo agudo de Gus Van Sant, Nicole Kidman interpreta a Suzanne Stone-Maretto, una aspirante a meteoróloga en una estación de televisión local que quiere más y no se detendrá ante nada para conseguirlo. Harta de su esposo Larry (Matt Dillon), seduce al adolescente Jimmy (Phoenix) para que mate a su esposo. Jimmy sigue el trato y pronto es arrestado. Suzanne se regodea en la gloria de los medios, tanto que llama la atención del padre de su difunto esposo, quien ordena un golpe de la mafia en la estación meteorológica. To Die For es una versión perversamente deliciosa del culto a la personalidad en los medios estadounidenses.

8. Hotel Rwanda (2004)

Director: Terry George. Escritores: Keir Pearson, Terry George. Protagonizada por Don Cheadle, Sophie Okonado, Joaquin Phoenix, Nick Nolte. 

En la película de Terry George sobre el genocidio en Rwanda, Phoenix interpreta a Jack Daglish, un reportero estadounidense de la vida real que fue en gran parte responsable de llevar la difícil situación del pueblo de Rwanda a la atención del mundo a través de sus informes desde el campo. Como Daglish, Phoenix ofrece una actuación directa acá como corresponde al material y, al marcarlo de nuevo, Phoenix es totalmente creíble como un periodista sin sentido. Por su actuación como Daglish, obtuvo su tercera nominación al Screen Actors Guild Award.

7. Inherent Vice (Puro Vicio) (2014)

Guionista / Director: Paul Thomas Anderson. Basado en la novela de Thomas Pynchon. Protagonizada por Joaquin Phoenix, Josh Brolin, Owen Wilson, Katherine Waterston. 

Incluso en la filmografía excéntrica de Paul Thomas Anderson, Inherent Vice es un verdadero bribón de una película. Phoenix interpreta al hippie de los años 70, PI Doc Sportello, a quien la mujer fatal Shasta Fay Hepworth (Katherine Waterston) le pide ayuda para proteger a su nuevo novio de ser secuestrado y colocado en una institución mental. No hace falta decir que las cosas para Doc de repente se vuelven extremadamente complicadas. Por su actuación como Doc, obtuvo su quinta nominación al Globo de Oro.

6. You were never really here (Nunca estuviste realmente aquí) (2018)

Guionista / Directora: Lynne Ramsay. Protagonizada por Joaquin Phoenix, Ekaterina Samsonov, Alex Manette. 

En la aclamada película de Lynne Ramsay en Cannes, Phoenix, que ganó el premio al Mejor Actor en Cannes por su actuación, interpreta a Joe, un arma de alquiler contratada por un senador del estado de Nueva York que contrata los servicios de Joe para encontrar a su hija desaparecida, Nina. Se las arregla para salvar a la niña, pero la policía, creyendo que ha sido secuestrada, irrumpe y se lleva a Nina, hiriendo gravemente a Joe. Sabiendo que algo no está bien en esta configuración, Joe regresa a la escena del crimen y finalmente puede rescatar a Nina. Aunque You Were Never Really Here es una película de género violento, el rendimiento interior de Phoenix es el contrapeso perfecto para el caos que lo rodea.

5. Gladiator (Gladiador) (2000)

Phoenix en 'Gladiator', por la que fue nominado al Oscar.
Phoenix en “Gladiator”, por la que fue nominado al Oscar.

Director: Ridley Scott. Escritores: David Franzoni, John Logan, William Nicholson. Protagonizada por Russell Crowe, Joaquin Phoenix, Connie Nielsen, Oliver Reed, Richard Harris. 

La primera atención seria de Phoenix fue su actuación como el malvado Commodus, hijo ambicioso del emperador romano Marco Aurelio (Richard Harris). Como Commodus, Phoenix exudaba una sórdida decadencia que nunca antes había mostrado pero que era perfecta para el personaje. Joaquin finalmente estaba en el mapa de premios. Por su actuación como Commodus, obtuvo su primera nominación al Premio de la Academia, su primer guiño al Globo de Oro y su segunda nominación al Screen Actors Guild.

4. Joker (Guasón) (2019)

Director: Todd Phillips. Escritores: Todd Phillips, Scott Silver. Protagonizada por Joaquin Phoenix, Robert De Niro, Zazie Beetz, Frances Conroy.

Sin duda, la película más controvertida del otoño de 2019 fue la versión de Todd Phillips sobre los orígenes de la famosa némesis de Batman, The Joker (Phoenix). Los críticos estaban muy mezclados sobre la calidad de la película, pero la encarnación de Phoenix del famoso villano de DC Comics recibió elogios casi unánimes. Su actuación como el aspirante a comediante Arthur Fleck, con problemas mentales, siguió cuidadosamente su descenso a la locura cuando comienza a sentirse cada vez más oprimido por quienes lo rodean y la sociedad en general. Es un rendimiento audaz, a veces valiente, que puede ser uno de los mejores de Phoenix.

3. The Master (El Maestro) (2012)

Guionista / Director: Paul Thomas Anderson. Protagonizada por Joaquin Phoenix, Philip Seymour Hoffman, Amy Adams. 

Después del desastre de relaciones públicas que fue I’m still here, la reputación de Phoenix fue seriamente dañada, pero justo cuando estaba a punto de tocar fondo, fue rescatado por Paul Thomas Anderson, quien escribió un gran papel en The Master, siendo perfectamente adaptado a los talentos de Joaquin. El veterano de la Segunda Guerra Mundial Freddie Quell (Phoenix), que parece no poder adaptarse a la vida en su país de origen, es llevado bajo el ala de Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), quien es el líder espiritual de un movimiento llamado La Causa. Freddie se convierte en un discípulo ansioso, una decisión que lamentará. Por su actuación como Freddie, obtuvo su tercera nominación al Premio de la Academia y su tercer guiño a los Globos de Oro.

2. Her (Ella) (2013)

Guionista / Director: Spike Jonze. Protagonizada por Joaquin Phoenix, Amy Adams, Rooney Mara, Scarlett Johansson, Olivia Wilde, Chris Pratt. 

Aunque pocos de nosotros probablemente consideraríamos a Joaquin Phoenix como un imbécil en la vida real, ciertamente jugó uno efectivamente en el romance de ciencia ficción de Spike Jonze. Aunque Theodore Twombly (Phoenix) tiene una nueva novia amorosa (Amy Adams), se enamora de su sistema operativo computarizado que tiene una voz femenina a quien Theodore llama Samantha (con la voz de Scarlett Johansson). Aunque comienza como un coqueteo inocente, Theodore no tiene idea de cómo su relación con Samantha afectará su vida. Por su actuación como Theodore, Phoenix fue nominado para su cuarto Premio Globo de Oro.

1. Walk the line (En la cuerda floja) (2005)

Director: James Mangold. Escritores: Gill Dennis, James Mangold. Protagonizada por Joaquin Phoenix, Reese Witherspoon, Ginnifer Goodwin, Robert Patrick. 

Hasta la fecha, la representación de Phoenix de Johnny Cash sigue siendo su triunfo artístico, no solo intentando una actuación similar al sonido, sino tratando de llegar a la esencia del hombre. El desempeño de Joaquin se basa en gran medida en su interpretación de Cash como esposo, una elección muy inteligente y que se destaca entre las biografías musicales. Por su actuación como Cash, ganó su primer Golden Globe Award y fue nominado para su segundo Oscar y su cuarto Premio del Screen Actors Guild.

CURIOSIDAD EXTRA

Todos tenemos un pasado y aunque haya momentos que no nos gustaría recordar, Internet es oscuro y alberga horrores, sobre todo si empezaste tu carrera como actor muy jovencito y en los años 80, como es el caso de nuestro Joaquin.

Ahora considerado uno de los mejores actores de su generación y llenando cines de todo el mundo, es muy divertido saber que hubo un momento en el que se enfundó las mallas de Superman, e incluso lanzaba rayos láser por los ojos, en un pequeño papel de la serie de Las aventuras de Superboy, en la que durante un capítulo interpretaba a Billy Hércules, un niño callado e inteligente que soñaba con tener los poderes de Clark Kent para poder enfrentarse a los matones de su colegio y conseguir a la chica que le gusta. 

Como Internet nunca olvida, esta escena en la que vemos a un joven Joaquin, llamado por entonces Leaf Phoenix antes de cambiarse el nombre, se ha hecho viral durante las últimas semanas, porque no hay nada más divertido que recordar los momentos más vergonzosos de la carrera de un actor. En este caso de un Phoenix enfundado en unas mallas de Superman capaz de reducir a cenizas a un matón de su instituto con el láser que le sale de los ojos (¡atención a los efectos especiales!). 

Las aventuras de Superboy se emitió en la televisión estadounidense desde 1988 al 1992, años en los que la carrera de Joaquin empezaría a despegar como estrella infantil muy prometedora. Tras un par de varios años, entre 1991 y 1995, y sumido en dudas de si volver a su carrera como actor después de la trágica muerte de su hermano, Joaquin decidió volver a actuar en la película Todo por un sueño de Gus Van Sant, que le devolvió a la primera plana, gracias a su fantástica interpretación, y con la que dio comienzo su meteórica carrera cinematográfica hasta hoy en día.

Al final, hay recompensa

En el último festival de Toronto, donde recibió un galardón a toda su carrera, se despachó con una declaración de amor que sorprendió a todos: “Acá, en algún lugar, no sé dónde, hay un sucio dragón, y me gustaría arrancarle las alas, amarrarlo con una manta y dormir con él para siempre. Te quiero. Gracias”. Emocionada hasta las lágrimas se encontraba Rooney Mara, y la frase aludía al papel de Lisbeth Salander que ella interpretó en Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres, la versión cinematográfica de la popular novela de Stieg Larsson.

Mara y Phoenix se conocieron en el rodaje de Her y se hicieron amigos, ya que ella estaba en pareja con el cineasta Charlie McDowell. Tres años después, en 2016, se reencontraron en el rodaje de María Magdalena. Si bien en un principio él creía que ella lo detestaba, con el tiempo descubrió que simplemente era extremadamente tímida, y en realidad la atracción había sido mutua. En 2017, blanquearían su amor en Cannes.

“Es la única chica a la que busqué en internet en mi vida”, dijo Phoenix a Vanity Fair. “Fuimos amigos. Nunca había hecho algo así”, señaló sobre Mara, una joven actriz de clase alta que si bien es hija del fundador del equipo de fútbol americano, los New York Giants, ama el perfil bajo tanto como a su novio. Desde aquella fotografía en la alfombra roja del festival francés, ella vendió su casa y se mudó al bungalow de estilo colonial donde él vivía solo (nunca se casó ni tuvo hijos) con sus perros Oskar y Soda, en Hollywood Hills. Juntos practican karate y asisten a manifestaciones por los derechos de los animales. Una pareja de lo más normal, que le dio al actor la paz mental y el amor que tanto necesitaba.

Presente asegurado, futuro prometedor

A Joaquin los 45 no le pueden caer en un mejor momento: con el estreno de Joker aún como pan caliente (la nueva campaña de cartelería anima a la gente que ya la ha visto a volver a pasar por las salas de cine), su nombre ya figura como favorito para el próximo Oscar al Mejor Actor. Muchos lo dan por seguro (como su servidora aquí presente).

Él, que nunca ha sido muy de sonreír (no como su personaje), de repente ha vuelto a redescubrir que una sonrisa no hace daño a nadie e incluso admite su legendario mal carácter. Hace unos días, fue entrevistado por Jimmy Kimmel y reconoció haber tratado regular a unos compañeros del equipo técnico de la película. ¿A qué obedece este cambio? Durante años, preguntarle cualquier cosa era misión imposible y todo el mundo sabía que existía un tema tabú a la hora de hablar con él: la muerte de su hermano River (también actor y, como él, de los buenos).

Un pequeño Joaquin Phoenix junto a su hermano mayor, River Phoenix.

Sus últimas entrevistas tienen un claro indicador para la prensa norteamericana: Joaquin tiene ganas de un Oscar. Y esta vez parece que solo un huracán se lo impedirá: hoy por hoy es el gran favorito (aunque queden meses para la gala) y también el protagonista de uno de los bombazos hollywoodenses del año. ¿Podríamos decir que se entregó al mainstream? ¿Influye su propia vida en este cambio de actitud? ¿Es algo malo acaso el combinar esos factores para llegar a la conclusión de que FINALMENTE y después de TANTO SUFRIMIENTO EN SU VIDA al fin se valora y ya no se subestima? Claramente, me opongo a seguir el circo de críticas negativas hacia su nuevo cambio de actitud. Porque se merece todo el apoyo posible en esta nueva etapa. Y nadie debería querer quitárselo o privarlo de ello. La excentricidad de Phoenix obviamente tiene que ver con su propia infancia, como ya les he contado más arriba en esta nota. Hijo de unos padres contraculturales que se unieron a una secta cristiana que defendía la evangelización mediante nuevas lecturas de las Escrituras, siempre supo lo que era ir a contracorriente.

Los periodistas saben lo que es tratar de averiguar algún dato sobre él, aunque solo les toque hablar de cine. Durante una rueda de prensa en la Mostra de Venecia no tuvo problema en mostrar su aburrimiento, encender un cigarrillo o salir a darse un paseo al mismo tiempo que se negaba a contestar pregunta alguna. “Los actores mentimos y decimos que nuestro trabajo nos afecta emocionalmente, porque es lo que la gente quiere oír. Pero yo he rodado muchas escenas pensando: “¿Qué habrá de almuerzo en el catering?”, dijo una vez.

En estos años se ha confesado vegano, abriendo incluso su propio restaurante de sushi vegano, y ha coleccionado novias. Durante un tiempo salió con Liv Tyler, a la que conoció durante el rodaje de El secreto de los Abbott. Cuando empezó a ser más popular (tras convertirse en el malvado emperador Gladiator), tuvo como novia a la modelo Jessica Joffe y poco después hizo buenas migas con otra maniquí, Inger Lise Ebeltoft. Sin embargo, la que parece haberse quedado a su lado es otra actriz con fama de huraña, Rooney Mara. Comprometida, como él, con el cine indie y la alimentación sana, en Hollywood aseguran que las neuras son las que los mantienen unidos.

En los últimos meses, el cambio de actitud de Phoenix ha sorprendido a propios y extraños. De su odio radical a los tejemanejes de la industria y la prensa, ha pasado a servirse de ellos con gusto. Y quizá por eso también ha comenzado a hablar de su hermano. “Cuando tenía como 15 o 16 años, mi hermano River llegó a la casa después del trabajo y traía consigo un VHS de una película titulada “Toro salvaje”. Me sentó y me hizo verla. Al día siguiente cuando desperté, me obligó a verla de nuevo. Y me dijo, “Vas a volver a actuar, eso es lo que vas a hacer”. No me preguntó, me lo dijo. Se lo debo a él porque actuar me ha dado una vida increíble”, dijo en el pasado Festival Internacional de Toronto. Tras el discurso, quedaron claras dos cosas: si no aparece un competidor significativo, Joaquin Phoenix va a ganar el Oscar. Aunque para ello tenga que aprender a practicar algo que (al menos con la prensa) desconocía: la simpatía.

Joaquin Phoenix durante la première de 'Joker'. (Reuters)
Joaquin Phoenix durante la première de “Joker”.

Sin dudas, este hombre es un ejemplo de la autosuperación, perseverancia, dignificación y concientización. Hoy le rendimos el homenaje que se merece, sin disfrazar ni dejar en el tabú las experiencias que lo llevaron a ser quien es, y esperamos que siga brillando y resurgiendo como lo está haciendo. ¡Muy feliz cumpleaños, Joaquin!