Inicio Gaming [REVIEW] Resident Evil 3 Remake (Sí, ya lo jugamos)

[REVIEW] Resident Evil 3 Remake (Sí, ya lo jugamos)

0
[REVIEW] Resident Evil 3 Remake (Sí, ya lo jugamos)

¡Buenos días a todos los sobrevivientes y amantes de los zombies! Gengar Sensei saliendo de las clásicas notas de Pokémon para cruzarme a la vereda de los Survival Horror. Y ojo, no es mi primera vez en esto. Pese a lo que se imaginen de mí vengo consumiendo por lejos la gran mayoría de los juegos de éste género, incluyendo novelas, figuras y demás merchandising que pudieran ampliar el universo de los mismos. Pero vamos directo al asunto (tranquilo, que aún no hay spoilers).

Capcom puso a la venta en el día de hoy el remake de Resident Evil 3 y desde acá ya pudimos jugarlo y completarlo gracias a un amigo que vamos a dejar en anonimato. Estamos hablando de un título que originalmente salió a la venta para la mítica Play Station 1 en el año 1999, pero que con ésta moda de rehacer los grandes títulos de épocas doradas (y casi debido a la pésima calidad de los juegos actuales de las mismas franquicias, a excepción de contados casos) no podía faltar. Y es que hablamos de juegos que vieron la luz hace 20 años y ahora se repiten demostrando que son éxitos atemporales que parecen estar siempre en el interés de los jugadores.

Resident Evil 3 es la continuación de esta saga de remakes que comenzó con la salida del Resident Evil 2 hace poco más de un año. Es un título que respeta la continuidad de eventos del original, incluyendo obviamente algunos cambios que agilizan la narrativa y explotan sabrosamente la tecnología actual para favorecer la entrega. Como habrán visto aquellos lectores que siguen mis trabajos, trato de evitar spoilers que puedan arruinar la experiencia de juego y es por eso que prefiero basarme en mi experiencia con éste título.

No obstante si no está en tus planes probarlo a la brevedad y querés informarte más, voy a detallar la trama. De todos modos a continuación narraré a modo de precuela la historia canon y más adelante la que vamos a vivir en ésta entrega, por lo que no veremos nada de lo que figura en el juego por lo pronto.

HACE MUCHO TIEMPO, EN UN POBLADO MUY, MUY LEJANO…  (Spoilers de juegos previos RE 0 Y 1)

Se alquila mansión, ideal para laboratorios. Zombies incluidos. Inmejorable ubicación.

La historia de las primeras entregas de Resident Evil trata de las desventuras de distintos miembros del cuerpo élite de la policía de Raccoon City. Corre el año 1998 y los bosques de las montañas Arklay, la periferia del pueblo hogar de Umbrella, Raccoon City, comienzan a llenarse de horrendos crímenes que nadie puede resolver. Los periódicos de la ciudad se invaden de titulares sobre cuerpos despedazados y las autoridades atribuyen esto a extraños animales salvajes que viven en la zona. Con el fin de descubrir qué sucede, la policía envía al Equipo Bravo de la unidad S.T.A.R.S, una sub oficina dedicada a rescate y operaciones especiales (algo similar a los S.W.A.T). Las horas corren y se corta la comunicación con ellos sin saber qué les ha pasado. Ahora es enviado el Equipo Alfa para descubrir qué sucedió, pero rápidamente son atacados por perros zombies que los obligan a refugiarse en una extraña mansión en la mitad del bosque. Dentro, los oficiales Jill Valentine y Chris Redfield descubren que la mansión es propiedad de Umbrella, la farmacéutica que ha hecho crecer a la ciudad, pero que también esconde un laboratorio secreto donde se crean armas genéticas y donde los científicos han convertido a los habitantes en zombies.

Cuando el Equipo Alfa regresa y hace la denuncia, el jefe de policía Brian Irons no cree nada de lo narrado. Además la mansión ha explotado y la evidencia que podía incriminar a Umbrella ya no existe. Los oficiales son relevados de sus cargos y pasan a ser la burla de la ciudad.

Resident Evil 3: ¿De qué trata? (Spoilers importantes de la trama)

Nuestra aventura inicia en los días posteriores a la destitución del cargo de Jill Valentine, donde ocupamos sus zapatos en una ciudad que ha sido invadida rápidamente por hordas de muertos vivientes mientras la policía no da abasto a responder todos los llamados. Jill se encuentra en su departamento donde sigue detalladamente las muertes y cómo éstas se relacionan con la farmacéutica que tanto ha colaborado con la ciudad. A su vez, y con la poca información que maneja, su preocupación mayor es estar también infectada.

Ella defiende que debe quedarse en la ciudad lo máximo posible antes de huir pero la ciudad ya ha sido tomada y las calles son un campo de guerra. Suena el teléfono, es Brad Vickers, piloto y compañero de equipo en los trágicos sucesos de la mansión. Él le dice que debe huir urgentemente de su departamento, pues hay algo tras ella, pero la charla es interrumpida por la explosión de una pared de donde emerge una enorme figura vestida de cuero: Némesis.

Brad supo ganarse el odio de muchos jugadores en Resident Evil 1 por ser cobarde. No sé de todos los que lo dicen quién habría hecho algo diferente.

Las primeras secuencias de juego constan de huir del monstruo que nos asemeja mucho a Mr X en Resident Evil 2, tarea para nada fácil puesto que ésta nueva criatura es mucho más veloz y estaremos constantemente esquivando ataques y obstáculos. La caída de varios escombros nos da unos momentos de tranquilidad, donde nos reencontramos con Brad, quien nos dice que todo es un desastre (algo que podemos ver observando a la gente que corre en todas direcciones). En la huida, ingresamos a un local donde Brad nos permite escapar, lo que llama la atención de un helicóptero que sobrevuela el área y que nos dirige a la planta alta de un estacionamiento. Al momento de subirnos el helicóptero explota, producto de un impacto generado por Némesis, quien nos ha estado siguiendo todo el tiempo. En un intento de deshacernos de él, Jill lo embiste con un auto, sólo para caer a la calle nuevamente malherida. Némesis se aproxima para matarnos. De pronto un misil corta el aire y la criatura retrocede. Un joven se acerca a nosotros: Carlos Oliveira.

Mientras lo seguimos hacia una zona segura, Carlos nos informa que es parte del U.B.C.S., una unidad militar de Umbrella que ha sido desplegada con el fin de rescatar civiles, cosa que Jill no cree por lo que ha visto de la empresa en la mansión. Pronto conocemos a Mikael, el jefe del pelotón de Carlos, quien junto a él nos informa que la única forma de salir en tren es reactivando la electricidad en un camino lleno de obstáculos.

¡Nada como ir juntos a la par! ¡Y a mil zombies disparar!

En el camino damos con Nicholai, otro miembro del pelotón cuya actitud desconfiada consiste en eliminar a cualquier persona que pueda representarle un riesgo. En el recorrido y tras reactivar todo, volvemos a encontrar a Némesis, quien ahora nos persigue hasta hacernos separar del resto del equipo y haciéndonos caer en el sistema de alcantarillas y la central de poder de la ciudad. Ahí descubriremos que Umbrella lleva mucho tiempo experimentando con la ciudad. La huida nos lleva a lo más alto de una obra en construcción donde Némesis ahora carga un lanzallamas que incendia todo a su paso. La explosión y huida termina por hacernos llegar al tren, donde huimos junto con Mikael, dejando a Carlos y a Tyrell en otra misión. El tren es invadido por Némesis y Mikael, en un intento de detener a la criatura, hace descarrilar al tren, dejando fuera de conocimiento a Jill.

¿Si ya saben cómo me pongo para qué me invitan?

Ahora tomamos el rol de Carlos, quien en la misión de dar con el objetivo termina en el departamento de policía. Un departamento de policía que aún no ha sido visitado por León ni Claire (recordemos que éste título inicia 24hs antes de Resident Evil 2 y termina horas después). En esta excursión vamos a descubrir qué sucedió con Brad tras separarse de Jill, o cómo es que Marvin Branagh fue lastimado. En el recorrido llegamos a la oficina de S.T.A.R.S con el fin de dar con el científico capaz de hacer la vacuna. Pronto volvemos a Jill, quien ha logrado sobrevivir al descarrilamiento y ahora se abre paso en el tren subterráneo hacia el parque, sólo para ver que Némesis ha mutado y ahora es una abominación que corre en 4 patas y trepa por doquier. Al vencerlo recibimos un ataque que nos envenena y nos hace perder el conocimiento.

Retomamos la historia de Carlos, quien lleva a Jill hasta el hospital con el fin de dar con el médico capaz de generar la vacuna. Esto no será fácil, pues aparece muerto de un disparo en la cabeza. Para peor, un nuevo peligro recorre los pasillos: los Hunters, una mutación bípeda capaz de decapitarnos de un solo golpe. Carlos logra generar la vacuna y suministrarla a Jill, quien despierta horas más tarde enterándose que un misil piensa erradicar la ciudad, por lo que debe encontrarse con Carlos en lo más profundo del hospital que se vincula con un centro de experimentos de Umbrella. Esto no hace más que sumar problemas, puesto que Umbrella esconde allí un arsenal de monstruos, y peor aún, la última mutación de Némesis. Tras derrotarlo con un arma experimental, y dejando atrás a un Nicholai que acaba de destruir la única prueba restante de la vacuna, Jill y Carlos huyen en un helicóptero al mismo tiempo que la ciudad es devastada.

Protagonistas y enemigos (Spoilers menores)

En nuestra aventura ocupamos el lugar de Jill Valentine y Carlos Oliveira. Mientras Jill es una oficial de policía perteneciente al escuadrón táctico S.T.A.R.S, Carlos es parte del escuadrón de rescate de civiles de Umbrella U.B.C.S. Ambos personajes se complementan como un equipo dispar donde persiguen sus ideales hasta dar con el otro y unificar el mismo destino: huir con vida. Como personajes entrenados militarmente disponen de movimientos que permiten esquivar los ataques y manejar todo tipo de armamento. De ésta manera pueden convertir pólvora en municiones para el armamento, así como el manejo de explosivos y el uso de ganzúas.

Entre los otros personajes humanos que encontraremos en nuestra aventura está Brad Vickers, un oficial perteneciente al mismo equipo que Jill y que ha sido compañero en la aventura de la mansión. Un excepcional piloto de helicóptero que ha tenido apariciones menores a lo largo de la serie. En la esquina de los soldados de Umbrella encontramos a Mikael, el líder de pelotón enviado a rescatar civiles, un hombre mayor que ha sido herido gravemente pero que mantiene un respeto enorme hacia Valentine. A su vez también está Tyrel, un soldado más joven compañero de equipo con Carlos y que es especialista en informática. Por último, Nicholai. Un soldado frío que persigue un fin distinto al del U.B.C.S  y que representa un peligro para todos los que se pongan en su camino.

Como fanático de los Hunters, el modelo gamma es el menos ágil y resistente, pero el diseño es simplemente genial.

Los monstruos que tendremos que enfrentar son variados. Los zombies se dividen en tres categorías: tradicionales (aquellos que no han sufrido mutaciones y que son iguales a los que hemos visto en la entrega previa), los infectados por Némesis (zombies un poco más resistentes que tienen un parásito en la cabeza que lanza tentáculos y pueden atraparnos) y los Pale Heads (unas abominaciones mucho más resistentes que se caracterizan por no tener ropa ni ojos). Vuelven a aparecer los perros y lickers (monstruos ciegos que detectan a las víctimas a través del oído y que son peligrosos a mediana distancia). Un enemigo nuevo que hemos visto anteriormente en Resident Evil 1 son los Hunters, criaturas bípedas muy ágiles de tamaño mediano que deambularán en el hospital y en las alcantarillas. Estas criaturas, que se asemejan a reptiles y a anfibios con afilados dientes y enormes bocas, son débiles al lanza granadas y no suponen un riesgo mayor siempre y cuando dispongamos de escopetas o armas de mayor calibre.

Por último, Némesis. La bioarma programada para eliminar a los sobrevivientes de S.T.A.R.S y que encontraremos persiguiéndonos en todo momento. Dependiendo del caso combatirá a mano limpia, persiguiéndonos con un lanzallamas o con un lanzacohetes, armas que usará como físicas siempre que sea necesario. Némesis es un producto experimental, puesto que su mutación del T virus está potenciada por un parásito que lo hace controlable. Encontraremos cuatro versiones de él: la primera, donde está todo cubierto por un traje de cuero; la segunda, donde ha perdido parte de ese traje y deja a la vista su rostro y la armadura que protege al parásito; la tercera que se asemeja a un enorme perro que trepa las paredes y nos persigue mucho más veloz que antes; y la cuarta, donde se ha convertido en un colosal manojo de tentáculos y tumores cuyo fin sólo es posible con un arma experimental.

¿Con qué comemos esto?

Resident Evil utiliza el motor gráfico RE, que vimos anteriormente en Resident Evil 2 Remake y VII, y que acompañará el modo online llamado Project Resistance. Como venimos viendo en éste genero de juegos, la cámara se posiciona en la esquina superior del hombro derecho, permitiendo una mejor vista que la antaña cámara fija de fondos pre renderizados que solía dejarnos sorpresas en cada ángulo ciego de los mapas.

Staaaaaaars… «¡I´ll give you stars!»

El juego propone una misma historia sin doble escenario a diferencia de Resident Evil 2 y sin finales diferentes como conocimos en la entrega original, donde dependiendo de nuestro juego podíamos desbloquear un final con Barry Burton. A su vez, no se incluyó el modo de juego Mercenarios que nos posicionaba en un contrarreloj donde debíamos recorrer el mapa rescatando sobrevivientes, cosa que fue reemplazada por un modo online llamado Resistance, donde combatimos entre varios jugadores contra otro que manipula las distintas armas biológicas disponibles tratando de evitar que ganemos. Otro motivo por el cual quizás no pudimos ver el modo Mercenarios, es que en parte lo pudimos experimentar con las historias disponibles en los DLC de Resident Evil 2 Remake, donde podíamos jugar varias micro historias de personajes secundarios como Hunk, el soldado olvidado, la hija del alcade o hasta Tofu, un queso soldado.

A diferencia de la demo, el juego completo dispone de un mínimo estimativo de 5 horas y media de juego en modo Estándar (los otros modos son Asistido, donde recibimos más beneficios, y Hardcore, donde todo es más complicado). Los objetos que encontramos y guardamos con Jill no los tendremos disponibles con Carlos, por lo que si bien los baúles van a ser los mismos, no se comparten entre sí. Esto no se explica de ninguna forma pero le da una dificultad más interesante al mismo. A su vez, la demo nos enfrenta a Némesis mucho antes que la versión final, por lo que la cinemática queda postergada hasta más adelante. Y además varios objetos cambian de lugar, por lo que el juego nos permite recorrer de otra forma.

Carlos ganó mucho más tiempo en pantalla que en la entrega original, permitiendo incluso a los jugadores ver los momentos previos de la caída de la comisaría de la ciudad.

Un dato que muchos jugadores no entendieron originalmente es que, si bien Resident Evil 2 salió antes que Resident Evil 3, éste último transcurre un día antes de la llegada de León y Claire a Raccoon City y termina horas después de la huida de ellos. Esto lo podemos confirmar cuando Carlos llega a Raccoon City y Marvin aún se encuentra sano. Los personajes ahora pueden evadir ataques con una función que esquiva el golpe (algo visto originalmente en la entrega de 1999) pero que ahora incluye una mejora. Si nuestro esquive resulta efectivo en el momento correcto, podemos realizar un esquive excelente donde además el tiempo se ralentiza unos segundos y el arma se apunta contra la cabeza del enemigo que nos ataca, algo importante en los ataques de los hunters o de zombies que nos agarren desprevenidos. Carlos incluso dispone de un puñetazo que aleja a los enemigos y los tira al suelo, obteniendo segundos valiosos que nos servirán para escapar de momentos arriesgados.

En el modo de juego Estándar los objetos se encuentran distribuidos de manera equitativa. No es un modo fácil pero permite que un jugador novato se desenvuelva casi con la misma naturalidad que un jugador más experimentado. Las armas disponibles a lo largo de la aventura permiten mejoras que van a facilitar el uso y dan mayor efectividad. Entre ellas tendremos rifles automáticos, escopetas, lanza granadas con distintas cargas y pistolas de distinto calibre. Sí, la Desert Eagle también está.

Kendo se roba unos minutos de escenario al dejar en claro que tiene un asunto que resolver (que entenderemos si jugamos Resident Evil 2 Remake).

La mayoría de los escenarios han sido rediseñados desde 0 en comparación con la entrega de 1999. Las calles mantienen el ambiente de crisis pero tenemos una leve interacción con una ciudad que se está hundiendo, y ya no con una ciudad que ha sido asediada. Ahora podemos ver civiles huyendo por doquier. Se han mantenido personajes con sus respectivos diálogos, como Dario Rosso, y se han agregado nuevos como Kendo, el vendedor de armas. La torre del reloj ahora ya no es visitable pero decora el fondo. Algunos jefes de pantalla como el Grave Digger del parque ya no aparecen. Se suman nuevos monstruos como los Parásitos, unas arañas que agregan horribles escenas de muerte si logran inyectarnos las crías (y de los cuales no voy a entrar en detalles por más que me lo pidan). Lamentablemente, si bien muchas animaciones son ampliamente mejores que las originales, sólo a modo de opinión debo reconocer que esperaba la introducción donde se nos mostraba a las fuerzas policiales tratando de frenar el avance (no obstante, la que reemplaza dicha introducción es increíble y vale la pena volver a verla). Por último, quizás la característica más importante que se perdió fue la de la toma de decisiones que nos permitía en el juego original elegir una de dos acciones que afectarían los próximos momentos de aventura, algo que obviamente no se extraña por el enorme abanico de mejoras que nos dió a cambio.

En resumen, Sensei… ¿Me gatillo los ahorros o no?

No voy a dar vueltas: Sí. Tanto para esos jugadores más jóvenes que hace poco se han sumado a la franquicia como para aquellos casuales que quieren darle una oportunidad, el juego es una pieza que vale la pena jugar un par de veces. Presenta un sistema de recompensas por puntos que nos irá desbloqueando nuevas cosas cada vez. Para los jugadores más antiguos (como yo que pasaba mis tardes en la casa de un amigo tomando una Coca y jugando Magic mientras intentábamos ver quién superaba el tiempo de dar vuelta el título), el juego es una ocasión ideal de recorrer nuevamente las calles de Raccoon City repartiendo tiros para todos lados y con el constante acecho de un ser horripilante que quiere meter sus tentáculos en nuestro cuerpo (total nadie sabe el fanatismo de los japoneses por los tentáculos, ¿no?).

Resident EVIL ya está disponible en las tiendas virtuales, por lo que si tenés acceso y algo de dinero en alguna tarjeta de crédito de tus padres es una buena forma de pasar la cuarentena. Y quién te dice, quizás hasta sirva de entrenamiento para estos tiempos que corren. ¡Feliz día a todos!